12 de mayo de 2009

Manual de telepatía electrizante

ACERCA DE LA INVESTIGACION SOBRE LA TELEPATÍA

Es de todos sabido que la necesidad de investigar surge cuando una persona o grupo de personas necesitan saber y entender determinado fenómeno por una razón específica. A partir de ahí se produce un proceso de búsqueda, de análisis, una metodología experimental que lleve a demostrar algo y, finalmente, llegar a unas conclusiones. Si partimos de la base que la necesidad de la investigación acerca de la telepatía no partió de los propios alumnos, sino que fue propuesta por un profesor sin que, en ningún momento, se manifestase interés e intención en dicho tema por parte de los estudiantes y que, además, la documentación utilizada fue proporcionada por el mismo profesor; es un mal comienzo para plantearse una investigación.

Si a su vez, la intención de la investigación es demostrar si existe o no la telepatía, (como se manifiesta en el vídeo de You Tube) también nos hace plantearnos que este propósito hace aguas porque no se puede demostrar que algo no existe. Bastaría con encontrar un solo caso de que exista para invalidar la demostración. Tú no puedes demostrar que "todos los gatos son blancos", pero sí puedes demostrar que "no todos los gatos son blancos", simplemente encontrando uno de otro color. (Esto matemáticamente se llama contraejemplo).

Solamente con la literatura que hay sobre el tema, queda más que demostrado.

También muestra el desconocimiento del tema el hecho de limitar la comunicación telepática a la práctica con las cartas de Zenner exclusivamente, cuando ésta se realiza en todos los ámbitos de la comunicación.

Por otra parte, el procedimiento que se empleó para trabajar con las cartas de Zenner es erróneo, las afirmaciones que se presentan en el experimento I, base y fundamento de su trabajo, no tienen razón de ser de cómo, realmente, se hubiera tenido que realizar. Deberían haber justificado de dónde han sacado que este es el procedimiento científico a seguir para demostrar la comunicación telepática.

“ emisor: persona que saca una carta, la mira, la tapa y piensa en ella con la intención de comunicar su contenido. Receptor: permanece sentado con los ojos tapados, y dice qué carta cree que ha sacado el emisor” ¿por qué?¿cómo se piensa en una carta?¿por qué sentado?

Yo lo practico de pié. Es completamente absurdo.

Además, se afirma que este conocimiento es defendido por los parapsicólogos. Tampoco es así, no me considero parapsicóloga y la comunicación mental forma parte de mí y de mucha gente que conozco desde siempre. Incluso, me atrevería a decir que todo el mundo, en mayor o menor medida, es consciente de que esta comunicación se produce: estás pensando en alguien y aparece, o suena el teléfono y es la persona en quien estoy pensando, o ¡ah estás pensando los mismo que yo¡, te estoy mirando y vuelves la cabeza, estoy mentalmente tarareando una canción y otro empieza acantarla en alto etc, etc, etc.

En cuanto al número de personas con el que se puede establecer una comunicación mental, se vuelve a errar, la comunicación viene marcada por la necesidad de la misma ya sea uno o tres mil (le recomiendo que lea a Carl Jung y sus trabajos sobre el inconsciente colectivo).

Voy a explicar el procedimiento para que los alumnos o cualquier persona pueda practicarlo: tanto el emisor como los receptores X tienen que cumplir unos requisitos ineludibles , sin los cuales la práctica no funciona : prepararse previamente, entrar en una situación de completa relajación( ayúdense de la respiración), única forma de acallar la mente, y en ese estado de concentración mental es cuando se pueden emitir las imágenes, los números… visualizándolos claramente, de forma muy electrizantes, como si fueran luces de neón y posteriormente los envía con una intención fuerte y clara. Los pensamientos y sentimientos, llevan su propia potencia ya que parten del campo de las emociones y estas tienen, de por sí, mucha energía: urgencias, miedos, sentimientos de amor, etc…esta emisión es a su vez recibida por los receptores. Si no hay relajación, visualización, intención y concentración todo lo que se haga sería jugar a las cartas que, exactamente, fue lo que hicieron las alumnas. De esta forma, si alguien no puede reproducir un experimento de telepatía, no es el azar, simplemente indica, su incapacidad para hacerlo. El que no encuentres un hipopótamo en la sección de lencería del Carrefour, no demuestra que los hipopótamos no existan.

Cada experimento requiere de un entorno (condiciones de entorno), y de un procedimiento, y si algo falla, lo que se cuestiona es el experimento, no la realidad.

¿Sabe fabricar microchips?, no, y eso no demuestra que no existan, y aunque supiera cómo se hace, eso no es igual que hacerlo, y aunque supiera hacerlo, carece de medios. Sin embargo los microchips existen por miles de millones, y nadie lo duda.

Alguien dice demuéstrame que existe, pero las condiciones las pongo yo, y como no sabe, no sabe qué buscar, ni que material usar, ni como hacerlo. Tú puedes decir fabrícame un televisor que se vea, y mis condiciones son que sea de mimbre y alambre.

Por otra parte, en la exposición de You Tube, se habla del azar como un valor contemplado por la Ciencia; todos sabemos ya que esta palabra alude a la ignorancia que tenemos del funcionamiento de muchas cosas (sea que te toca la lotería o que te llamen para un trabajo), y que absolutamente todo se explica por la CAUSALIDAD, no por la CASUALIDAD, si no la Ciencia no hubiera avanzado hasta los días de hoy.

¿Cómo se pueden utilizar procedimientos matemáticos para no demostrar nada?, todos los cálculos realizados han sido un desgaste innecesario puesto que los resultados, al estar basados en un procedimiento equivocado, son falsos. Conozco a las alumnas que han presentado el trabajo y sé que desconocen completamente el procedimiento, (entre otras cosas, porque nadie se los ha enseñado), aún más, con una de las alumnas, a raíz de enterarme del objetivo de este trabajo, practiqué con ella utilizando las imágenes de Zenner, de seis pruebas, se cumplieron cinco, delante de veinticinco alumnos, prueba en la que algunos participaron de forma espontánea, con éxito.

Al desconocerse la temática y el procedimiento se ha ridiculizado la comunicación mental sin fundamento alguno, (que, vuelvo a repetir, todo el mundo en un momento u otro de la vida la ha experimentado)tratándola como fenómeno de circo; No se trata de hacer el número de la cabra, sino de implicar al alumno en trabajos donde realmente aprenda (relacionados con las materias que cursan, que estén motivados por la temática, que se enseñen procedimientos correctos, que se enseñe a analizar y a llegar a obtener conclusiones, así es como se debe trabajar). Concretamente, la otra investigación presentada y que también se puede ver en la página web de colegio, es un claro ejemplo de cómo deben afrontarse los proyectos, investigaciones, etc.

Defender y divulgar los conocimientos adquiridos en una carrera universitaria es muy fácil, cómodo y sin riesgo, recordemos el programa “El hormiguero”, pero implicarse en el conocimiento de nuevos fenómenos o fenómenos desconocidos, que se nos muestran, es lo que verdaderamente caracteriza al reto de la investigación que, unido a una actitud de humildad y sencillez nos ayude a llegar a conocer y entender la esencia de las cosas.

Crear y no desinformar.
(...)
Escrito por: Carmen Manzano Godoy
Profesora de Ciencias Sociales.
Blog del profesorado del Centro Concertado ESCUELAS SALESIANAS "Nuestra Señora del Perpetuo Socorro", de Rota (Cádiz - España),

Visto en
Enlace

3 comentarios:

Gonzalo dijo...

En primer lugar,difunde el artículo completo y no manipules.
En segundo lugare,infórmate sobre las neuronas espejo: programa Redes "Mentes conectadas sin brujería" dirigido por Eduardo Punset.
El partidismo es de cretinos.

El Eséctico dijo...

El artículo completo es peor para ella, por eso no lo coloqué completo.
Tampoco es un tratado ni monográfico, son dos páginas de boludeces.

Anónimo dijo...

Eres un manipulador y además un retrogrado que huye del conocimiento